Ocurrió hace tres semanas, en un domingo que amaneció nevado (no demasiado habitual en Madrid), tras una larga noche esperando el momento. Y por fin, nació. Vestido de verde y blanco, con gorro, mascarilla, bata y fundas para el calzado (estaba en la sala de parto), no pude contener mis lágrimas cuando ví asomar por primera vez su cabeza, ayudada por la expertas, y sin embargo jóvenes, manos de un personal sanitario que consigió que todo fuese más sencillo.
Nació Patricia.
Desde entonces, han ocurrido muchas cosas, cambios de pañales incluidos ;). Pero independientemente de mi recién adquirido rol de padre, y de tener en mis brazos esa pequeña y encantadora criatura, lo que más me ha llenado, es el poder seguir teniendo a mi lado a la persona que más quiero, demostrándome día a día que ella es mucho mejor de lo que nunca hubiera esperado y deseado.
Ahora en casa somos tres. La vida nos ha cambiado mucho, nos ha hecho madurar. Han cambiado nuestras prioridades en la vida. Quizás ya no tenga tanto tiempo para dedicarme a proyectos inútiles como los Microformatos de Dublin Core (es de coña Arnau, aún tengo correcciones tuyas pendientes), pero entiendo perfectamente a Tim Berners-Lee cuando decía algo así como que la experiencia de haber creado la WWW, no era nada comparado con el hecho de haber sido padre.
Felicidades a todos los “José”, “Josefa”, “Josefina”,… y felicidades también a todos los padres. Espero que entre todos logremos un presente mejor, y un mejor futuro para las próximas generaciones.
Y a todo esto, ¿cómo será la web cuando Patricia sea mayor de edad? Tenemos mucho tiempo para averiguarlo. Nuestro es el presente y el futuro.

7 commentarios en “Mi primer día del padre… como padre

  • Fernando

    Jejeje, no tenía ni idea oye. Felicidades por tu primer día del padre 🙂

  • SalvaSi

    Felicidades Alejandro.

    Estoy seguro de tu éxito como padre, con sólo que apliques un 10% del empeño que pones en este Blog y sus contenidos 😉

    Saludos.

  • are

    enhorabuena, tu prioriza bien Dublin Core puede esperar 😀

  • manu

    uff… En estos momentos las palabras se quedan cortas ;-). Enhorabuena, creo que como padre lo haras muy bien, por lo que te conozco como persona. A pesar de que al final no se llame Debian (una pena), te deseo lo mejor para los tres. Un abrazo muy fuerte desde el otro lado.

  • Daniel GArcía Trampe

    Felicidades y bienvenido al mundo de dormir poco… asi como me dijo una vez mi madre, ahora que eres padre nunca mas dormiras tranquilo en tu vida, pero es un trasnoche hermoso

    Felicidades amigo

  • ricardo

    Enhorabuena 😉

  • Gonzalo

    Ups, no tengo perdón por contestaros tan tarde. Muchas gracias a todos por vuestras felicitaciones, ánimos y buenas palabras.
    Ayer cumplió un mes, y no podemos estar más contentos como familia. Por no hablar de los abuelos, tíos, primos,…
    Puede que un día de estos ponga una foto (pixelada en algunos detalles) de nuestra hija. Me consta que al menos un par de amables comentaristas de este artículo han visto una fotillo de mi hija con una figura de Tux. Pero no estáis preparados para ver a mi mini-me (espero que entre vosotros se encuentre algún fan de Austin Powers para captar en toda su plenitud la gracia).
    Bueno, un par de respuestas… Dublin Core puede esperar, por supuesto. Pero ahora mismo tengo en mente escribir un paper para la próxima conferencia… ya os imagináis el título, ¿no? Efectivamente, los Microformatos de Dublin Core.
    Y Manu, aunque parezca mentira, en un libro de nombres nos encontramos con Fedora,… no es tan freaky como debian, pero también mola. De todas formas no hay que traumatizar a una criatura con un nombre con tanta trascendencia como ésos, je je.
    Y bueno, Daniel, las noches ya no son iguales 🙂
    En serio, muchas gracias a todos. Un abrazo, y nos leemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *