Bland significa literalmente “falto de carácter”, “carente de personalidad”, en definitiva, “soso” y es un término que define la estrategia de marketing que busca la integración de la marca en el entorno, adquiriendo el aspecto de lovemark siguiendo las tendencias del sector, dejando a un lado la diferenciación respecto a otras marcas y perdiendo personalidad.
[…]
En definitiva, el BLANDING es el polo opuesto al BRANDING.

Eres un BLANDING — Toni Cabrera

En el artículo, después de la definición y la crítica, el antídoto. Lectura recomendable.