La noticia no es nueva, y ya ha sido suficientemente comentada en muchos sitios. Tim Berners-Lee, el inventor del World Wide Web, tiene (por fin, añado yo) un weblog: al que ha llamado timbl’s blog.
Ya comenté hace unos días, en el brevísimo artículo titulado Tolerancia, que me había leído el libro de Tim, titulado Tejiendo la Red (sigue quedando pendiente una reseña del libro). Entre otras cosas, en ese libro se cuenta el origen del World Wide Web, en la concepción actual, y en la mucho más avanzada que tenía y tiene Tim Berners-Lee. En pocas palabras era una web semántica y participativa, que permitía con facilidad crear y editar documentos web.
Las tres veces que he leído el libro (por ahora), y teniendo en cuenta que ya lleva algunos años escritos, no muchos, siempre me ha llegado un pensamiento a la cabeza, y es la facilidad que ofrecen, los wikis y las bitácoras de crear fácilmente contenido, y la puerta abierta evidente a la participación. Por supuesto, estas son sólo un par de las muchas características de la web semántica, una extensión de la actual, tal y como la conocemos. Pero tienen su interés, y éste es un momento tan malo o tan bueno como otro cualquiera, para pararse a pensar en las implicaciones actuales que ha supuesto para la web. Aumentar la participación de las personas, permitir la colaboración,… y todo esto de una forma sencilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *