• Nos centramos en las necesidades de nuestros usuarios.
    Buscamos comprender sus emociones, sentimientos y aspiraciones en lugar de hacer suposiciones sobre lo que quieren.
  • Agregamos valor y no características
    Cada funcionalidad que agreguemos al sistema debería agregar valor para nuestros usuarios.
  • Probamos e iteramos
    Somos conscientes de que nuestras soluciones son suposiciones a menos que se prueben con usuarios reales. Probamos hipótesis, aprendemos y mejoramos nuestras ideas.
  • Aprendemos del fracaso
    Alentamos el fracaso, aceptamos contratiempos y permitimos errores. Aprendemos, iteramos y crecemos de ellos.
  • Somos obvios
    Las experiencias que elaboramos son obvias, transparentes e inevitables. Hacemos un esfuerzo adicional para que la experiencia se sienta predecible inevitable.
  • Somos consistentes
    Somos consistentes con nuestros diseños, el lenguaje que usamos en las interfaces, nuestro código y nuestros datos. Entendemos que la consistencia hará que nuestro diseño sea mejor, más fácil de usar y prácticamente invisible.
  • Lo hacemos usable y atractivo.
    Nos importa cómo se ven y se sienten nuestras soluciones. Hacemos que nuestro trabajo sea agradable a la vista y una delicia para interactuar.
  • Lo hacemos accesible e inclusivo
    Todo lo que construimos debe ser accesible, receptivo e inclusivo. Sacrificamos la elegancia por la inclusión y la legibilidad.
  • Imbuimos propiedad
    Le damos propiedad con confiabilidad, privacidad y control claros. Diseñamos experiencias para el tipo correcto de propiedad.
  • Diseñamos con datos
    Adoptamos la toma de decisiones basada en datos. Nos aseguramos de que la analítica esté integrada y siempre activa.
  • Colaboramos
    Abordamos los problemas juntos. Escuchamos, entendemos y alentamos en lugar de forzar soluciones. Aprendemos unos de otros y entendemos el valor de lo que estamos construyendo.
  • Lo hacemos compartible y reutilizable
    Si hemos encontrado una manera de hacer algo que funcione, la compartimos siempre que podemos en lugar de reinventar la rueda cada vez.
  • Reconocemos que el diseño nunca se detiene
    El diseño es un imperativo continuo. Escuchamos los comentarios de los usuarios y tomamos decisiones basadas en datos para refinar y mejorar nuestro producto.

Fuente y más información: designmanifesto.org