Ayer un compañero de trabajo (al que llamaremos Daniel, para que su nombre no permanezca en el anonimato) me envió un listado de validadores de accesibilidad. Conocía todos, pero había una novedad (para mí): HTML evaluation of Hermish.

Podemos validar páginas en la web o introduciendo el código fuente en un formulario. Las comprobaciones que realiza, son los tres niveles de accesibilidad de sobra conocidos y la sección 508. Además de una buena herramienta de contraste de color (para ver si es adecuado o no).

Aunque en castellano tenemos una estupenda colección de validadores de accesibilidad (TAW, HERA, examinator), siempre es buena contar con más opciones.

Como siempre, recordar (como hace esta herramienta que menciono) que un análisis automático nos ayuda a detectar errores de accesibilidad, pero se tiene que complementar una revisión manual para realizar un análisis completo y fiable. Desgraciadamente ya hemos visto muchos ejemplos que no siguen estas buenas prácticas.
Nota mental (que en ningún momento supone un compromiso en firme, que ya os conozco): recopilar en una página web con validadores de accesibilidad y de código (tanto de marcado como de estilo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *