Para los que vivís en España, ya estaréis más que hartos de los comentarios, noticias, y campañas de publicidad sobre el nuevo carnet de conducir por puntos. ¿En qué consiste? Pues que partes con un número de puntos por tener el carnet de conducir, y en el caso de que cometas infracciones, te van restando puntos. Y si te quedas sin ninguno, tienes que hacer un curso y pagar un examen.

Se supone que los buenos conductores no tendremos demasiados problemas (que modesto, me incluyo en el grupo, je je). Pero al hilo de este asunto tan de moda en España, se me ha ocurrido una pequeña analogía con el desarrollo web y el seguimiento de las recomendaciones del W3C, incluyendo las pautas de accesibilidad.

El asunto podría ser más o menos como cuento a continuación (cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia, y este texto pretende ser más o menos humorístico) :

Cuando sales de la Academia de Webmasters, y conoces las recomendaciones del Consorcio, sabes la diferencia entre las versiones estrictas, transaccionales y con marcos de las diferentes versiones de lenguajes de marcas, conoces todas las propiedades de las hojas de estilo, tienes amplios conocimientos de Web semántica, Web móvil, conoces los trucos para que las páginas se vean bien en cualquier navegador,… tienes, digamos 100 puntos. Pero…

  • Cada vez que no pongas una alternativa textual a elementos multimedia, o no sea adecuado, te quitan 1 punto.
  • Si utilizas etiquetas desaconsejadas y obsoletas, te quitan otro punto.
  • Si no defines el tipo de documento en una página web… te quitan 1 puntos.
  • Si utilizas tablas para maquetar, en vez de etiquetas “div“, te quitan 5 puntos.
  • Si no utilizas un texto apropiado para la etiqueta title, otros cinco puntos.
  • Si no asocias claramente una etiqueta a cada elemento de formulario, otro punto menos.
  • Si colocas un vínculo en el logotipo de la página principal que vaya a esa misma página, otro punto menos.

Y así hasta completar una larga lista de buenas prácticas en el desarrollo web.

Por supuesto, si por imperativo de un cliente intransigente, tienes que imcumplir, por mucho que te cueste, alguna de estas pautas, no te penalizan con puntos a no ser que denuncies públicamente en tu bitácora las malas artes del cliente. Igualmente, si el cliente agota sus puntos obtenidos tras haber sacado el título de “Gerente de proyectos Webs”, entonces se ve obligado a abandonar su profesión, siendo un despido procedente y sin derecho a seguro de desempleo.

¿Qué os parece? Je je.

5 commentarios en “Carnet de Desarrollador Web por puntos

  • are

    Creo que todo el mundo se acogeria a la clausula “cliente intransigente” XD

  • Gonzalo

    No basta con decirlo, hay que demostrarlo, je je.

  • ricardo

    Te faltó añadir al final: “y será quemado en la hoguera”, jeje. Gonzalo! tenías que ser presidente del gobierno!! xDDD

  • Gonzalo

    Je je, Ricardo.
    No es bueno dar el poder a un lunático con ansias de dominar el mundo 🙂
    En serio, lo que me ha faltado es el “castigo” que deben cumplir los desarrolladores webs que se queden sin puntos: un curso de adiestramiento web impartido por Sidar y en el que colaborarán como profesores “masters” ponentes en conferencias como “Rampas Web”, “Jornadas Sidar”, “Fundamentos Web”,…
    Uff… yo creo que me voy a quedar sin puntos enseguida, je je.

  • inkel

    Completamente de acuerdo!!! Suena medio “nazi” la idea, pero yo siempre la sostuve… que el desarrollo web quede en manos de quienes lo hagan bien!!! Y digo desarrollo y no diseño porque considero que una de las cosas más novedosas que trajo Internet fue la integración (al punto de casí ser una simbiosis) del diseño y el desarrollo. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *