El diseño se puede definir como la intervención en el flujo de los acontecimientos para provocar un efecto deseado.

También, podemos definirlo como la introducción de la intención en los asuntos humanos.

Otra es que el diseño mueve las cosas de un estado existente a otro preferido.

El diseño no tiene por qué tener un componente visual. En última instancia, de cualquier acción dotada de propósito podríamos decir que es un acto de diseño.

Milton Glaser