Antes de empezar, una confesión: como en los clientes en los que he trabajado siempre se ha restringido el acceso a node.js y creo que eso me ha ahorrado una nada despreciable cantidad de horas de probaturas.

Pero, para los que tengan tiempo y ganas para investigar, o al menos tengan curiosidad para ver algunas alternativas que hay, puede dar un vistazo a A RealWorld Comparison of Front-End Frameworks 2020.