Seguimos hablando de previsiones de facturación. Si hace unos días hablábamos sobre espectativas de negocio de videos para móviles (leer Perspectivas de facturación para video móvil en el 2011: 9.500 millones de dólares), hoy hablamos de videojuegos para móviles.

Según un informe deiSuppli, en el año 2005 hubo una facturación de 1.800 millones de dólares, y para el año 2011, 6.100 millones de dólares. La nota de prensa, la podemos leer en Booming Mobile-Phone Gaming Market Attracts Publishers’ Attention.

Comparando las cifras, parece que el negocio del video moverá más dinero, pero recordemos que son previsiones, pueden existir factores incontrolables que modifiquen el punto de vista actual, e incluso estas previsiones pueden estar mal hechas 🙂

Pero independientemente de lo acertado o no que sean estas previsiones, merece la pena leer el artículo para saber qué factores son los más destacados, y algo muy interesante que no se suele suele mencionar: los inconvenientes y problemas con los videojuegos para móviles.

Para empezar, comenzamos con unas palabras de Mark Kirstein:

With more games, better-quality games and increased consumer awareness, mobile gaming has become a prime opportunity for the title publishers, along with the entire wireless handset value chain. In the coming years, expect to see mobile games that leverage multiplayer capabilities and 3D graphics. The emergence of games with these advanced features will further expand the market.

Mark Kirstein, Vicepresidente de contenido y servicios multimedia de Isuppli

Ante una evidente mejora de las características de los futuros teléfonos móviles (pantalla, procesador, memoria, conexiones inalámbricas,…) y la posibilidad de que los desarrolladores de videojuegos las aprovechen, el futuro de los videojuegos para móviles parece muy interesante. En este informe, por ejemplor, se menciona el previsible incremento en China e India (dos mercados emergentes por su elevada población), de los videojuegos y servicios para móviles con características inalámbricas. Y hablan también la posibilidad de que los videojuegos (y en general otros productos y servicios), tegan soporte para multijugador y sistemas de geolocalización.

Y ahora hablamos de los problemas actuales (con la sana intención de corregirlos):

  • La dificultad de conseguir juegos para móviles, teniendo en cuenta la dificultad de navegar entre los menús de las operadoras (a veces, demasiado limitados).
  • Desconocimiento de los consumidores.
  • Complejidad para descargar videjuegos.
  • Precio de la transferencia de datos y poca transparencia en el coste.
  • Piratería de videjegos para móviles.
  • El coste y la dificultad de desarrollar videojuegos para móviles compatibles con la gran cantidad de modelos diferentes que hay.